DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

  El sistema linfático ayuda a la circulación de la sangre, drenando el exceso de líquidos y toxinas, lo que facilita el trabajo del corazón y estimula la producción de defensas del organismo. El Drenaje Linfático Manual es un tipo de masaje muy suave y superficial. Sus pases están pensados para favorecer el retorno sanguíneo y linfático (pues en muchos trayectos son paralelos) y para movilizar los diferentes líquidos de los tejidos.

   El sistema circulatorio humano es cerrado. Esto quiere decir que toda la sangre que circula por las arterias es recogida por las venas y trasladada de nuevo al corazón. Sin embargo hay una pequeña parte que se queda en tejidos y órganos y que no es recogida por el sistema venoso. Para recoger esas pequeñas perdidas existe el sistema linfático.

   El sistema linfático recoge esa sangre y poco a poco la va deshidratando y a la vez reabsorbe parte de  las proteínas necesarias por el cuerpo, dando lugar a un líquido blanquecino llamado linfa, que llega hasta las venas cava y de ahí pasa al corazón para volver a integrarse en el sistema circulatorio.

    Pero esta no es la única función del sistema linfático. También esta involucrado en la lucha del sistema inmunológico.

      No es cierto que el Drenaje Linfático sirva para adelgazar. Ayuda a movilizar los líquidos acumulados y con ello a disminuir de volumen. Pero esa misma facultad de movilizar líquidos sirve para descargar las piernas cansadas y/o varicosas. Ayuda a mastectomizadas o en casos de quemaduras.

      Como en todo tipo de masaje existen unas contraindicaciones que deben ser tomadas en consideración a la hora de aplicar dicho masaje.

Iñigo Mendiluze Greño