OSTEOPATÍA SACRO-CRANEAL

La osteopatía nacía a finales del siglo XIX de la mano de Still. Más tarde un discípulo suyo se daría cuenta de que los huesos del cráneo  articulan entre si y se mueven. 

Armonizando dichos huesos, podemos actuar sobre todo el cuerpo humano.  Nace la osteopatía sacro-craneal en EEUU de donde se expande al Reino Unido y de allí a Europa. 

El poder de la curación no está en el osteópata sino en la propia persona. Como osteópatas solo ayudamos al cuerpo del paciente a  que se autoregule. 

Existen diferentes tipos de osteopatía: estructural, miofascial,  sacro craneal, energética... En todas ellas, desde diferentes prismas, se busca el correcto funcionamiento de las estructuras, de las funciones de los diferentes sistemas y en definitiva, del equilibrio corporal. 

Iñigo Mendiluze Greño